Una vez no pasa nada

Actualizado: 21 jun 2021

La adicción es una enfermedad física y psicoemocional, recurrente en el cerebro humano, esta se caracteriza por producir alivio, motivación y placer mediante la dependencia a personas, actividades y sustancias que le parezcan gratificante a un individuo específico.


La palabra adicción viene del latín addictio, que implica la acción de entregarse a algo que produce dependencia, que hace mal y afecta la salud.


Esta enfermedad se caracteriza por tener cierta sintomatología que afecta diversas áreas del ser humano involucrando factores: biológicos, genéticos, psicológicos, económicos y sociales.


La adicción es progresiva y de fatal desenlace, para algunas personas la evolución puede ser más lenta y para otros más acelerada.

Durante la evolución de la misma las personas pueden experimentar, distorsión del pensamiento, descontrol y negación. 

Aquí quiero detenerme un poco para explicar algo, una característica peculiar de la adicción es que las personas adictas utilizan de forma constante un mecanismo de defensa llamado negación, este por lo general es de forma inconsciente, al utilizar este mecanismo las personas expresan que no padecen de una enfermedad y que lo que hacen no está incorrecto, donde expresan frases como: “no soy un adicto, puedo dejar de hacerlo en el momento que así lo quiera, lo que hago no afecta a nadie, no soy como los adictos, solo disfruto el momento y la vida, no necesito ningún tratamiento, puedo manejarlo, puedo mejorar.” La adicción es causada por múltiples razones, sin embargo, cabe destacar que cada persona es distinta, por lo cual se debe explorar las causas que lo llevaron adquirir dicha conducta.


Existen factores de riesgo como:

  • Factores biológicos y genéticos: Personas con historial familiar con ciertos tipos de consumo pueden estar mayormente expuestas a padecer de adicciones que pueden ser adquiridas debido a las prácticas de herencia familiar. 

  • Factores psicológicos: Personas con algún tipo de patología mental como lo es la depresión, trastorno de la personalidad, baja autoestima, estrés, ansiedad y otros pueden verse mayormente propensos a padecer de algún tipo de adicción. 

  • Factores culturales: En ciertas sociedades, se adaptan ciertos hábitos que pueden causar comportamientos adictivos en algunas personas. 

  • Factores sociales: El entorno en el que una persona se desenvuelva puede jugar un papel fundamental al apropiarnos de hábitos y actitudes.

  • Factores familiares: Falta de lazos afectivos y consumo de sustancias dentro del núcleo. 

  • Factores escolares: El fracaso y la deserción escolar puede llevar adolescentes a inclinarse hacia prácticas incorrectas.

Existen diferentes tipos de adicciones algunas estás son:

  • Tabaco 

  • Drogas 

  • Alcoholismo 

  • Ludopatía (juegos al azar) 

  • Internet

  • Celular 

  • Trabajo 

  • Sexo 

  • Compañía 

  • Gasto compulsivo 

  • Compras 

  • Redes sociales 

  • Alimentación 

  • Ejercicio 

  • Entre otras.

Algunas características o síntomas de la adicción son:

  • Fuerte deseo y necesidad incontrolable de consumir lo que para ellos es placenteros. 

  • Abandono progresivo de intereses ajenos al consumo de la sustancia o actividad,

  • Persistencia en el uso de la sustancia a pesar de percibir de forma clara sus efectos perjudiciales. 

  • Deterioro de la calidad de vida.

  • Dificultad para gestionar sus emociones.

  • Falta de control de dicho consumo. 

  • Irritabilidad. 

  • Negación y autoengaño. 

  • Obsesión. 

  • Tristeza. 

  • Culpabilidad.

  • Insomnio.

La adicción tiene cuatro etapas:

  • Experimentación: En esta etapa las personas comienzan a realizar ciertas prácticas solo por curiosidad. 

  • Práctica: Se comienza a realizar la conducta en ocasiones específicas, la persona busca un cambio de sensaciones, pero poco a poco se va generando dependencia.

  • Abuso de la práctica: Se vuelve recurrente y ya se comienzan a dar periódicos de instanciación o molestia donde se comienzan a dar afectaciones a nivel personal, familiar, escolar, social, laboral, económica y el estado de ánimo de la persona es cambiante. 

  • Adicción: Ya en esta etapa la relación de amigos y familiar se rompe, dificultades académicas y laborales son altamente evidentes, La búsqueda irreal de la actividad se realiza de forma compulsiva. Es difícil para la persona lograr la abstinencia, ya que hay compromiso orgánico y fisiológico que satisfacer.

Hasta este momento te he mencionado ciertos conceptos que me parecieron importantes y técnicos para comprender un poco de las adicciones.


Ahora quiero decirte algo: todos podemos ser adictos, el riesgo de caer en adicciones es parte de la vida diaria.


Podemos ser adictos ante algo que no podemos soltar, eso que no podemos hacer, somos adictos cuando perdemos el poder de decisión.
Somos adictos a lo que nos ata, a lo que nos daña y muchas veces lo sabemos. 

El problema de la adicción es que en muchas ocasiones lo somos y nos hemos familiarizado con dichos comportamientos, en pocas palabras nos acostumbramos, nos volvemos dependientes a ciertos estados químicos que se producen en nuestro cerebro y cuerpo humano.

Esto se debe a que nuestro cerebro está en continua actividad, aun cuando dormimos. La información que está en nuestro entorno llega al cerebro donde este la recibe, la procesa y la integra de forma que podamos sobrevivir y funcionar ante una gran variedad de circunstancias cambiantes que aprendamos de la experiencia.

El cerebro humano tiene múltiples partes con diversas funciones, cuando una actividad ingresa al cerebro, interfiere con las tareas normales que pueden afectar su buen funcionamiento, mediante la dependencia de la actividad es por eso que la persona no puede dejar de hacerlo, aun cuando realmente quiera hacerlo incluso después de haber sufrido consecuencias terribles de salud y en otros aspectos de su vida.


Hay un neurotransmisor muy importante en nuestro cerebro que algunos lo llaman el neurotransmisor de la recompensa y esta es la DOPAMINA.

La dopamina envía las señales de que está sucediendo algo muy importante cuerpo humano importante y es necesario recordarlo. Esta señal de la dopamina crea cambios en la conectividad de las neuronas que hacen que resulte más fácil repetir la actividad una y otra vez sin pensar en ello, lo que lleva a la formación de hábitos.


Cuando pensaba en el título que le colocaría a este tema, me decidí por ponerle "solo una vez no pasa nada" y es que considero que las personas debemos tener cuidado cuando pronunciamos esta frase debido a la curiosidad o el exceso de confianza que tenemos puede llevarnos a volvernos adictos no solo a sustancias, si no a prácticas, personas, costumbres. 

Las personas llegamos a pensar que tenemos el control del mundo, tenemos el control de todo aquello que nos rodea y no nos percatamos cuando podemos quedar atados a la adicción. ¡Cuidado con tigo mismo!

Seguramente has escuchado decir todo lo bueno en exceso también es malo y es así, todo en exceso es una adicción porque creamos una dependencia mental, emocional y afectiva.


Aquí quiero detenerme debido a que mencioné tres palabras puntuales que son:

  • Dependencia mental: A este le podríamos llamar trampa mental, debido a que las personas podemos auto justificar nuestro consumo por la aparente fortaleza o necesidad que esta nos pueda producir en un determinado momento.

  • Dependencia emocional y afectiva: La persona puede llegar a aferrarse tanto a lo que le resulta adicción creyendo que sin ello no puede vivir.

Los seres humanos podemos volvernos dependientes ante aquello que consideramos esencial para nuestra sobrevivencia, por esta razón es muy importante que como personas tomemos un tiempo para examinarnos.

Si has caído en algún tipo de adicción quiero compartirte algunas recomendaciones, para que puedas afrontarla:


  • Aceptar que tienes un problema: El primer paso que necesitas para la sanidad es reconocer que tienes un problema que afecta tu salud y que necesitas solucionarlo.

  • Identificar tu adicción: En muchas ocasiones puede ocurrir que la persona no se haya percatado que tenga una dependencia.

  • Habla con tus personas de confianza: Expresarte con una persona que te genere confianza es una oportunidad para que comiences a sanar y tener una fuente fiable que te pueda ayudar. 

  • Aléjate poco a poco de lo que haga volver a la práctica: Comienza a separarte de contextos que puedan hacer que caigas en el consumo o práctica.

  • Acude en busca de ayuda profesional: Existen diversos profesionales como psicólogos, psiquiatras, o médico en general que pueden ayudarte a superar la práctica. 

  • Acude a un ONG: Existen distintos centros y fundaciones que se encargan de apoyar a personas que presentan diferentes tipos de adiciones. 

  • Busca un grupo de apoyo: Relacionarse con personas que hayan pasado la misma situación que puedes experimentar te ayudará a tener otras estrategias de afrontamiento. 

  • Practica actividades culturales y recreativas: Realizar distintas actividades puede adquirir hábitos saludables de vida y reconstruye el autoconcepto mediante la atención y el cuidado de las propias necesidades corporales. 

  • Se positivo: Seguramente el proceso de afrontamiento no será fácil ni rápido, pero con buena disposición podrás sanarte.

Para concluir quiero decirte que no importa si el solo una vez no pasa nada, produjo que hayas adquirido una práctica llamada adicción la cual no has logrado superar, aún estás a tiempo de salir de ese callejón, estas a tiempo de buscar ayuda, estas a tiempo de afrontarlo.


La vida se basa en tomar decisiones, tu tomas la decisión si quieres vivir con la misma práctica o eliges decir hasta aquí, si pasa algo y necesito superarlo, estas a tiempo de decir no más, aún puedes darte una oportunidad.


“Un buen conocedor de sí, reconoce su limitación, identifica sus barrenas y sabe que ha tropezado, pero debe levantases para seguir adelante”

53 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo