El autocontrol

Todos en algún momento hemos sentido que perdemos el control debido a tantas experiencias y sin sabores que podemos experimentar en el día a día.


Es imposible que todos nuestros días sean perfectos y controlables.


En un día cotidiano pueden pasar diferentes acontecimientos como:

  •  Quedarse dormido

  •  Perder un transporte

  •  Llegar tarde a una cita

  •  Olvido de un objeto o reunión de importancia

  •  Que las cosas no salgan como esperemos

  •  Conflictos

  •  Entre otros.

Son muchos los factores en contra que se nos pueden presentar y pueden hacer que nos desesperarnos.


Ahora bien, la palabra control se origina del término francés contrôle y significa comprobación, inspección, fiscalización o intervención.


Según múltiples definiciones control es = dominio.


Para poder dominar algo, se debe utilizar los recursos internos, que cada ser humano trae dentro de si y este es el autocontrol.

El autocontrol es la habilidad para dominar las propias emociones, sentimientos y conductas, en donde somos conscientes, que necesitamos controlar nuestros impulsos para lograr el equilibrio interno.


¿Por qué buscamos tener el control?


Los seres humanos buscamos tener el control, porque esto nos proporciona:

  •  Seguridad

  •  Confianza

  •  Protección

Ante lo incierto y desconocido.


Recordemos que las emociones nos sirven como una alarma para reconocer distintas reacciones que tiene nuestro cerebro ante diversos escenarios y experiencias que atravesamos.


Las emociones que más nos hacen sentir que perdemos el control son:

  •  Tristeza

  •  Sorpresa

  •  Miedo

Por lo que en nuestro cerebro puedo ocurrir lo que se conoce como un bloqueo mental, en algunos casos vamos a llorar, quedar en shock o perplejos sin saber que hacer.

Es inevitable sentir estas emociones y experimentar estas reacciones, nos podemos preparar e identificar, pero las vamos a sentir en un momento dado.


La importancia del control de los impulsos:


Necesitamos aprender a controlar nuestros impulsos para hacerle frente a situaciones, no todas las situaciones implican tener el mismo comportamiento.


Por ejemplo:

  •  No me voy a comportar en una entrevista como lo hare una fiesta

  •  No tendré la misma reacción cuando me entero que nació un nuevo miembro de la familiar a cuando descubro que alguien falleció

  •  No tendré la misma reacción cuando me regalan un celular a cuando me dicen que posiblemente me quedare sin empleo.

Cada uno de estos hechos implica un cúmulo de carga emocional diferente, pero a traves de las experiencias voy aprender a controlarlas y comportarme en cada
situación.


Ahora bien, hasta este momento no he hablado de la frustración.


El control y la frustración son opuestos:


Los seres humanos nos sentimos frustrados cuando no alcanzamos las cosas que deseamos. Es allí donde comenzamos a experimentar una mezcla de ansiedad, angustia, tristeza y enfado.


Todos podemos sentir dichas emociones, pero no todos nos capacitamos para reponernos ante las adversidades.


Por ello debemos prepararnos para ser pacientes, constantes, persistentes y esforzarnos hasta obtener la recompensa que esperamos, manteniendo la motivación ante metas a medio y largo plazo, a luchar por sus intereses a pesar de las dificultades.


La frustración y el control son opuestos, porque cuando no controlamos lo que deseamos nos sentimos mal por la meta fallida, pero cuando tenemos el control sentimos quietud.

Beneficios del autocontrol:

  • Nos ayuda afrontar situaciones difíciles

  • Podemos mantener la calma

  • Nuestra mente esta abierta a los cambios y por ende tenemos claridad

  • Mejoramos nuestras relaciones sociales

  • Manejamos el estrés

  • Podemos concentrarnos mejor

  • Gestionamos nuestras emociones


¿Cómo se forma el autocontrol?


Sin duda alguna el autocontrol, es algo que vamos formando, en base a las experiencias, nadie nace sabiendo como controlarse, pero a medida que vamos creciendo y teniendo experiencias retadoras vamos aprendido a controlar nuestros impulsos, pensamientos y emociones.


Para formar nuestro autocontrol es importante:

  • Conocérseme

  • Examinar mis puntos fuertes y debeles

  • Saber donde estoy y a donde quiero llegar

  • Analizar que es lo que necesito y quiero controlar

  • Tomarse las cosas con calma

  • Trabajar con calma, a veces como seres humanos queremos resolver todas las cosas de una vez y allí cuando estamos propensos a cometer errores

  • Necesitamos un poco de organización

Autocontrol no significa perfección:


Siempre lo he dicho la búsqueda de la perfección causa desgaste.

Tener autocontrol, no significa que todo lo haremos perfecto, de ninguna manera.


El autocontrol es un mecanismo que nos ayuda a:

  • Mantener la calma

  • Tener seguridad

  • Reponernos ante la adversidad

  • Gestionar nuestra conducta

Todos necesitados un poco de quietud y sosiego cuando las cosas no marchan bien.


Existen diferentes tipos de autocontrol:

  • Autocontrol de impulsos: Pensamos y nos detenemos antes de realizar una conducta.

  • Autocontrol de emociones: Aprendemos a identificar, manejar y reaccionar ante las diferentes emociones.

  • Autocontrol de movimiento: Aprendemos a conocer nuestro cuerpo y cada reacción del mismo ante los diversos acontecimientos.

Recomendaciones para tener un buen autocontrol:

  • Reconoce y acepta que si puedes tener autocontrol

  • Identifica que es lo que deseas controlar

  • Reconoce tus limitaciones

  • Cuida tus pensamientos y emociones

  • Comienza a manejar el estrés

  • Trabaja tu atención

  • Organízate

  • Establece rutinas

  • Pide ayuda


Como lo dije hace un instante, tener autocontrol, no significa tener super poderes.


Tener autocontrol significa conocerse a sí mismo.


Conocer sus:

  • Fortalezas

  • Debilidades

  • Amenazas

  • Reacciones

  • Comportamientos

No hay mayor virtud en un ser humano, si no que este se conozca a sí mismo.


Muchos podríamos decir compórtate de tal manera a esto y lo otro, pero ningún ser humano esta en el pellejo de otro.


No podemos medir el impacto que un acontecimiento tenga en un individuo.


A traves de las experiencias nos moldeamos, en muchos aspectos pensamos que no somos capaces de hacer las cosas.

Las circunstancias nos van probando, van demostrando la calidad de virtud y autocontrol que podemos tener.

Desde niños experimentamos separaciones, necesidades, cambios que nos van ayudando a regular nuestra conciencia.


Para desarrollar el autocontrol, hay que hacer constante revisión, nadie es capa de pesar o descubrir lo que hay dentro de ti.


Solo tu sabes lo que traes, revísate y descubre la virtud y poder de control que esta en ti.


Nadie puede controlar aquello que desconoce.


No se puede luchar con algo que es desconocido.


Necesitas conocerte.

Necesitar revisarte,


Para florecer hay que transaccionar y la transición es un proceso de madurez.

La madurez y el autocontrol no llegan solos, se construyen por medio de experiencias negativas y positivas, pero propias.


Tu tienes el poder de controlar tu interior.


Hay algo que se conoce como instinto, algunas personas nunca aprenden a escuchar ese pequeño instinto que todos tenemos, que por lo general es de ayuda para saber dónde tenemos que ir.


Escúchate, siéntete e inspírate.


En ti esta la llave del control de tus acciones, tienes tu el dominio.





43 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

El cutting