Duelo por una pérdida valiosa

Actualizado: 5 ago 2021

En esta ocasión, estaremos tocando el tema del duelo, para ello quiero definirte esta palabra: Duelo proviene del latín dolus - dolor, haciendo referencia al vacío que un individuo experimenta ante una pérdida valiosa.

El duelo es un sentimiento que aparece en cada ser humano al momento de perder algo que es amado o de gran estima para su vida. Este sentimiento es totalmente aceptable y comprensible para que las personas se puedan adaptar ante una pérdida irrevocable.

No existe un tiempo específico o exacto de duración ya que cada persona es distinta y diferente, de tal manera que sus mecanismos de afrontamiento son diferentes. Por lo general se entiende que el duelo se manifiesta cuando se pierde un ser querido, la realidad es que el duelo también se aplica ante una ruptura sentimental, la pérdida de un empleo, pérdida o daño de un objeto amado, entre otras.



Te habrás dado cuenta que he mencionado hasta este momento de forma recurrente la palabra PERDIDA, por esta razón considero que debemos hablar un poco de esta palabra.



Los seres humanos de forma constante estamos a la expectativa y preparados para recibir, esto se da, desde el momento en el que somos concebidos en el vientre de mamá, ya que el feto desde ese preciso momento está a la espera de recibir amor, calidez, compañía, cuidado y atención, todos estos componentes se manifiestan en la vida del ser humano hasta que muere, sin embargo, en vida no estamos preparados para perder, no se nos enseña que podemos perder lo que estimamos.

Debemos saber que existen distintos tipos de perdidas como:

  • Pérdidas de relaciones (fallecimiento, separaciones, divorcios, etc.)

  • Pérdidas interpersonales (convivencias afectadas)

  • Pérdidas materiales (objetos, bienes)

  • Pérdidas evolutivas debido a los procesos del ciclo de vida.

¡Por esta razón todos hemos experimentado distintas veces el proceso del duelo por una perdida valiosa!

Antes de continuar es importante diferenciar tres conceptos:

Duelo: Tiene diferentes etapas hasta llegar a la aceptación, las cuales dividen una crisis y la aceptación.

Pena: Es el sentimiento de tristeza producido por una perdida valiosa.

Luto: Es la forma de expresar un duelo por la pérdida de un ser amado, en esta van influir las creencias personales de cada ser.

Hacemos esta aclaración ya que tanto la pena como el luto son manifestaciones del duelo que se llegan a confundir.


Está bien sentir tristeza cuando se pierde a una persona o algo amado, está bien tomarse su tiempo y realizar duelo personal.

El duelo tiene diferentes etapas, según la teoría propuesta por Elisabeth Kübler-Ross, estás son:


1. Etapa de negación: En período las personas sienten molestia, resentimiento y en muchos casos se trata de buscar un culpable. Esta reacción es señal de un avance ya que las personas comienzan a darse cuenta que lo sucedido es una realidad, en ese preciso momento se formulan preguntas como: ¿si hubiera estado, si no hubiera ido? comienzan a buscar estrategias que hubiesen cambiado la realidad y comienzan a darse cuenta que no hay vuelta atrás.

2. Etapa de la ira: En período las personas sienten molestia, resentimiento y en muchos casos se trata de buscar un culpable. Esta reacción es señal de un avance ya que las personas comienzan a darse cuenta que lo sucedido es una realidad, en ese preciso momento se formulan preguntas como: ¿si hubiera estado, si no hubiera ido? comienzan a buscar estrategias que hubiesen cambiado la realidad y comienzan a darse cuenta que no hay vuelta atrás.

3. Etapa de la negociación: En esta etapa las personas comienzan a tener pensamientos e ideas sobre que pudieran hacer para cambiar la situación, comienza a surgir preguntas como ¿Qué pasaría si evitado que la pérdida ocurriera? Tratando de buscarle salida a lo que en el presente es una realidad.

4. Etapa de la depresión: Aquí es importante mencionar que dos sensaciones que manifiestan y estas son la tristeza profunda y vacío, aunque se conozco como etapa de la depresión no significa que la persona entre en un tipo estado depresivo diagnosticable, si no que se refiere a la mezcla de emociones que aparecen en la persona por la pérdida valiosa que es irrevocable.

5. Etapa de aceptación: Finalmente cuando se acepta la pérdida las personas aprenden a vivir con el recuerdo del ser que ya no está y con el tiempo se adaptan y aprenden a vivir con el recuerdo valioso que les dejó.


Cabe destacar que cada una estas etapas no están sujetas a un orden especifico en el cual se den, porque cada persona puede reaccionar de diversas maneras.

Como le mencionamos hace un instante estas cinco etapas dividen LA CRISIS Y LA APRENDIZAJE.

Esto quiere decir que parte del proceso del duelo abarca el recuerdo y vacío que le deja la pérdida valiosa y la otra mitad abarca continuar viviendo con aquello que ya no está, es decir la persona debe comenzar a redireccionar los anhelos y planes trazados con aquello que ya no estará.


Existen distintos tipos de duelo:

1. Duelo anticipado: Este se da antes que ocurra la pérdida, en muchos casos al momento de tener un diagnóstico desfavorable, la persona y los familiares se van anticipando a la inevitable pérdida.

2. Duelos sin resolver: La persona no ha podido adaptarse ante el vacío que la pérdida le produjo.

3. Duelo crónico o patológico: En este las personas no son capaces de aceptar ni afrontar la pérdida y afecta la estabilidad y salud mental de la persona.

4. Duelo ausente: como lo dice la palabra es un tipo de duelo que en cierta forma se cree que no ha ocurrido ya que la persona se estanca en la etapa de la negación y no avanza hacia el proceso de aceptación y adaptación.

5. Duelo retardado: en este las personas retienen el dolor que le produce la perdida porque consideran que deben ser fuertes ante los demás.

6. Duelo inhibido: Las personas no saben como expresar su sentimiento ante las pérdidas, esto produce que el dolor se les manifieste de diversas maneras en diferentes partes del cuerpo.

7. Duelo desautoriza: En este se dificulta expresar sentimientos, ya que las personas que les rodean no aceptan el proceso de duelo ya que creen que la pérdida no merece que se le exprese dolor.

8. Duelo distorsionado: En este, las personas creen que es inconveniente o innecesaria realizar el proceso de duelo porque ya han experimentado pérdidas con anterioridad.


Ahora bien ¿Cómo se puede salir de la crisis y aceptar una pérdida valiosa?

Aunque la muerte sea parte natural de la vida, aun así, provoca golpes y confusión, por esta razón es muy importante fortalecer nuestro entorno social y salud mental, teniendo hábitos saludables.


Por esto te recomendamos:

  • Hablar y familiarizarnos con la pérdida y la muerte, ya que es un proceso natural de la vida, pues el ciclo de vida incluye diversas étapas, una de estas son las pérdidas.

  • Aceptar, reconocer e identificar las emociones, es muy importante que como seres humanos conozcamos nuestras emociones, ya que al momento de atravesar una pérdida se manifiestan de forma activa.

  • Expresa aquello que sientas, reprimir lo que sentimos solo hará que obstaculicemos el proceso de afrontamiento.

  • Tomate tu tiempo, hay veces que como seres humanos queremos estar completamente bien y cuando ocurren acontecimientos que nos estremecen queremos que todo acabe de una vez por todas, pero necesitamos tomar nuestro tiempo para superarlos.

  • Cuida de ti, en el momento que llegan las perdidas valiosas a nuestras vidas es evidente que la tristeza nos invade, sin embargo, debemos continuar con hábitos que nos ayuden a sentirnos mejor.

  • Acude en busca de ayuda profesional, en ciertas ocasiones será necesario buscar ayuda profesional, pues ellos aplican estrategias de afrontamiento.

  • Busca un grupo de apoyo, que te fortalezca y puedas aprender de tus vivencias.

Para concluir quiero recordarte una vez mas que todos estamos expuestos a perder a un ser valioso en nuestras vidas, una pérdida es irrevocable, no podemos cambiar la situación, sin embargo, dentro de cada ser hay diversas estrategias RESILIENTES que nos ayudan afrontar las pérdidas valiosas, nada podrá llenar el espacio que podamos experimentar, no es necesario olvidar ni sepultarlo en el pasado.


Es necesario que aprendamos a vivir con el recuerdo presente de aquello que nos brindó momentos inexplicables, bien dice un dicho “Solo muere quien es olvidado”


79 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

El cutting