Toma de decisiones

En cuantas ocasiones nos hemos vistos expuestos a tener que tomar una decisión y no sabemos que hacer ni por donde iniciar, sin duda alguna la toma de decisiones se vuelve un escenario totalmente retador e incierto para todas las personas, en los diversos escenarios y contextos en los que nos toca desenvolvernos.


La palabra "decisión" viene del latín decisio y significa opción escogida, ante todas las posibilidades.


La toma de decisiones se define como un proceso en el cual un individuo o grupo de personas deben elegir entre varias opciones que se le presentan. Este proceso surge cuando hay que resolver un conflicto o situaciones que requieren de una acción especifica, determinante y concreta.


Todos los días los seres humanos estamos expuestos a tomar diversas decisiones unas con más intensidades que otras, pero todas forman parten de la vida diaria de la persona.

Algunos ejemplos de decisiones son:
  • Algo que deseo desayunar

  • Actividades para realizar durante el día

  • Que deseo estudiar

  • Donde voy a vivir

  • Quienes son mis amigos

  • A donde voy a trabajar

  • Con quien me voy casar

  • Entre otras.

La toma de decisiones se da a nivel personal, social, profesional y familiar, estas son influencias por el carácter y la madurez interna-personal de cada persona y el contexto en el cual se esté desenvolviendo.

Las decisiones surgen del interior al exterior.
Las decisiones pueden ser influenciadas por:
  • Relaciones interpersonales

  • Compromisos

  • Presión social

  • Emociones

  • Tiempo

  • Entre otras.

Para tomar una buena decisión es necesario tener:
  • Voluntad

  • Dirección

  • Propósito

  • Concreción

  • Responsabilidad

  • Compromiso

  • Valores

  • Concentración

  • Ética

Las emociones influyen en las decisiones, en vista que el cerebro interpreta lo que sucede en nuestro alrededor a través de los recuerdos, pensamientos y creencias produciendo respuestas, en base a los sentimientos y conductas, para proporcionar el bienestar integral de una persona.

Todas nuestras decisiones se ven influidas por este proceso de forma directa e indirecta, consciente e inconsciente.


Ejemplos:

  • La tristeza hace que aceptemos las cosas que no están a nuestro favor.

  • El miedo es una emoción que influencia las decisiones, en muchos casos ocurre un bloqueo mental, en el cual la persona no sabe que hacer ni como conducirse ante la adversidad y lo incierto por lo cual prefiere evitar y no tomar ninguna decisión.

  • La alegría hasta cierto punto hace que no tomemos las decisiones de forma objetiva y dejamos pasar ciertos elementos que son importantes, debido a la sensación de felicidad que sentimos.

  • La sorpresa, causa un impacto en donde fácilmente puede ocurrir un bloqueo, al momento de tomar una decisión, por lo que las personas prefieren no tomar ninguna decisión y le pasan la batuta a otros.

Si entendemos de dónde parten nuestras emociones y empezaremos a ser conscientes de cómo afectan nuestros pensamientos y comportamientos, podremos reaccionar ante ellas y aprender a tomar mejores decisiones.

Por medio de este proceso sabremos cuándo escuchar nuestras emociones y cuándo no.

Para tomar decisiones se necesita tener una mente fría y adquirir responsabilidad y compromiso.

Las decisiones se pueden dividir en dos grandes grupos:
  • Decisiones programadas: Estas son rutinarias y constantes, son decisiones que funcionan de forma operativas.

  • Decisiones de emergencia y de riesgos: Se toman en momentos críticos y de crisis, puede traer consecuencias muy determinantes, por lo que es fundamental evaluar las posibles consecuencias.

Los seremos humanos tomamos decisiones de forma:
  • Individual

  • Consultadas

  • Grupales

  • Organizacionales


Fases de las decisiones:
  • Fases 1 - Exploración del problema, será necesario describir el problema o el objetivo al que queremos llegar, se comienzan a buscar principios de solución, identificando los obstáculos y áreas de libertad.

  • Fase 2- Planteamiento del problema, en esta fase comenzamos analizar el problema y la decisión que deseamos tomar.

  • Fase 3- Generar alternativas y seleccionarlas, ya en esta fase comenzaremos a pesar todas las posibilidades y las consecuencias de las mismas. Debemos valorar si estas alternativas realmente nos permitirán llevar a cabo los objetivos que nos hemos planteado, debemos manejar las emociones y trazar el plan de acción.

  • Fase 4- Pasar de la decisión a la acción, convertir el problema en una elección, tomar la decisión final y accionar.

  • Fase 5- Valorar las consecuencias y el éxito de la decisión adoptada, debemos evaluar si estamos tomando una decisión errónea o correcta para poder aplicarlas en el momento y el futuro ante circunstancias parecidas.

  • Fase 6- Evaluar los resultados, una vez implementada nuestra solución, tendremos que evaluar los resultados obtenidos y si estos son satisfactorios.

Cada una de estas fases nos sirven para que de forma consciente y lógica evaluemos los éxitos y errores que podemos tener mientras vamos tomando las decisiones.

El rol del pensamiento crítico:

El análisis critico ayuda a una persona argumentar fundamentos basados en la lógica es algo que hace generar confianza y seguridad, debido a los cuestionamientos que el ser humano se hace.
Las decisiones bajo el pensamiento crítico, se obtienen mediante la observación, evidencia y lógica así tendremos en nuestros pensamiento una amplia formulación.

Una persona con pensamiento crítico:
  • Cuestiona todas las cosas

  • No saca conclusiones demasiado rápido

  • Examina los argumentos a favor y en contra de un problema

  • Distingue entre hechos, imaginación y opiniones

  • Explora múltiples perspectivas y soluciones

  • Ajusta sus planteamientos de acuerdo a la realidad de los hechos

  • Es consciente de sus propios procesos de pensamiento y limitaciones

Estos puntos me parecen muy interesantes puesto que en los diversos en los escenarios que podamos enfrentar, en donde muchas personas pueden tomar decisiones de forma impulsiva, solo para salir del paso, pero no se toman el tiempo de analizar de forma objetiva la mejor opción que puedan tomar.


Preguntas claves para tomar en consideración al momento de tomar una
decisión:
  • ¿Cuál es mi plan de acción?

  • ¿Cuál es la principal necesidad?

  • ¿Qué tan bien está funcionando el plan?

  • ¿Qué ajustes necesito hacer?

  • ¿Existe otra vía más segura?

  • ¿Cómo me siento con respecto a la decisión que voy a tomar?

¡Que no hacer!
  • Evitar tomar una decisión

  • Aplazarlas más tiempo de lo normal

  • Tomar decisiones precipitadas e impulsivas

  • Dejarse por las emociones

  • Tomar decisiones basados en los otros

¡Que hacer!
  • Tomarse su tiempo

  • Pensar con claridad

  • Analizar las diversas opciones

  • Gestionar las emociones

  • Consultar con expertos de ser necesarios

Recomendaciones:
  • Tomate tu tiempo

  • Esclarece tus dudas y pensamientos

  • Reconoce tus ideas y sentimientos respecto a la situación

  • Explorara y analiza las diferentes opciones

  • Evalúa los resultados

  • Trázate objetivos claros

  • Comprométete

  • Consulta

  • Acciona

Sin duda alguna, tomar decisiones no es tarea fácil, pero es algo que debemos hacer a menudo, por esta razón es necesario priorizar las necesidades y deseos, para afrontarlo de forma positiva.

Antes de tomar una decisión, auto evalúate, algo que mencione al inicio es que las decisiones se toman desde el interior al exterior, de acuerdo a la madurez y conocimientos que las personas tengan.

Al inicio de nuestras vidas, las primeras decisiones que tomamos son: un postre que comer, un regalo que pedir para navidad, cuando vamos creciendo ya nos toca elegir el bachillerato que quiero tomar, un deporte que practicar, cuando vamos creciendo ya nos toca, elegir el trabajo que me gustaría tener, la carrera a ejercer, aquellos planes que deseo para mi vida y muchas otras cosas más.


Mientras más crecemos más criterio debemos desarrollar para tomar decisiones armar y fundamentas en nuestros interés, valores y éticas.


La toma constante de decisiones se va perfeccionando mediante más somos expuestos y retados a tener que tomarlas de forma concreta y objetiva.
Sin duda, tomar las decisiones arraigan consigo, retos, desafíos y temores, pero es posible tomarlas con una mente fría y calmada.

¡Date el tiempo en pensar y tomar las mejores decisiones, las personas que se arriesgan a tomar determinas decisiones son muy valientes!


Nunca podrás evaluar si has tomado una buena decisión si no te arriesgas hacerlo.


Con criterio, ética y compromiso, sin duda podrás tomar muy buenas decisiones en tu vida, ¡adelante!




41 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo