Hablemos sobre el suicidio

Actualizado: 14 sept 2021

Hoy 10 de septiembre se celebra el día internacional de la prevención del suicidio.


Debo ser sincera, este año, ha sido el año; en el que más me he concientizado sobre el tema.


Por razones obvias, el tiempo nos esta demostrando la importancia que tiene la preservación y cuidado de la salud mental en una persona.


En el transcurso de los diversos temas que he publicado hasta este momento, han mostrado los diversos riesgos o efectos negativos que tiene el poco cuidado hacia aquella área que nos compone como seres humanos.

Cabe destacar que, a nivel personal puedo decir, que el suicidio es una de las peores consecuencias y daños que puede causar en una persona.

Lo he mencionado muchas veces, una persona no toma la decisión de suicidarse de la noche a la mañana, es algo que lleva tiempo.


También he dicho que una persona cuando decide quitarse la vida, no es porque decida eliminarse a si mismo, desea eliminar aquella situación estresante y agobiante que desea eliminar.


¿Qué puede estar pasando por la mente de alguien que simplemente desea atentar contra su vida?

Sin duda alguna debe ser:

  • Frustración

  • Angustia

  • Desesperanza

  • Cansancio

  • Culpa

  • Vergüenza

  • Tristeza profunda

  • Vacío

  • Otras más.

Cuando una persona toma la decisión de atentar contra su vida, es por un cúmulo de factores y escenarios que se presentan durante el transcurso del tiempo.

¡Para entrar un poco en materia!


El suicidio es la acción o comportamiento orientado a causar la propia muerte de manera voluntaria.


Algo que debemos saber es que los niños, adolescentes y adultos pueden atentar contra su vida.


Tanto una persona con estudios y éxitos, como una persona sin estudios ni éxito pueden quitarse la vida.

¡Todos estamos expuestos, todos somos vulnerables!
Según la organización mundial de la salud,
  • Durante el año se suicidan entre 70000 y 80000 personas al año.

  • El suicidio es la cuarta causa de muerte entre personas de 15 a 29 años.

  • El 77% de los suicidios se produce en los países de ingresos bajos y medianos.

Fases del suicidio:
  • Ideación suicida: Esta fase se da cuando la persona tiene una idea sobre querer atentar contra su vida, la persona puede pensar y desear morir.

  • Amenaza suicida: Presencia de manifestaciones y exclamaciones sobre el deseo que tiene de morir.

  • Plan suicida: En esta etapa la persona comienza a trazar un plan para ejecutar dicho hecho, comienza a establecer el método que utilizar, día con el fin de obtener un beneficio.

  • Acto liberado de morir: La persona comienza a manifestar la conducta voluntaria de quitarse la vida, ésta consciente y la persona sabe de los resultados esperados se obtendrán.

  • Suicidio consumado: El individuo logra con su cometido y se quita la vida.

Factores protectores:
  • Familiares

  • Red social

  • Creencias

  • Actividades culturales

Factores de riesgo:
  • Historial y presencia de uno o más trastornos mentales

  • Abuso de sustancias

  • Conductas impulsivas

  • Eventos de vida no deseables o pérdidas recientes (muerto, perdidas, suicidios)

  • Historial familiar de suicidio

  • Violencia familiar, físico, sexual, verbal o emocional

  • Intento anterior de suicidio

  • Armas de fuego en el hogar

  • Estar en prisión

  • Exposición al comportamiento suicida de otros, incluso familia, compañeros, noticieros o historias ficticias.

Indicadores de posibles atentados suicidas:
  • Cambios en hábitos de alimentación y sueño

  • Pérdida de interés en actividades habituales

  • Aislamiento de amigos y miembros de la familia

  • Uso de alcohol y drogas

  • Descuido de la apariencia personal

  • Preocupación por la muerte y morir

  • Frecuentes dolores de estómago, dolores de cabeza y fatiga

  • Dificultad para concentrarse

  • Sentimientos de querer morir y expresarlo

  • Escribir notas o cartas despidiéndose

  • Desprenderse poco a poco de sus pertenecías.

Formas de prevenir el suicidio:
  • Reconocer e intervenir de forma temprana los trastornos mentales y del abuso de sustancias.

  • Es necesario mantener una comunicación efectiva y asertiva se convierte en una herramienta de ayuda para intervenir cuando sea necesario de la manera más apropiada.

  • Hacer preguntas sin juzgar, ayuda a explorar un panorama más amplio de lo que puede sentir una persona.

  • Prestar atención a las señales de alarma, puede que la persona no diga nada, pero su comportamiento puede ser un indicio que algo está ocurriendo.

  • Conectar con grupos de apoyo.

  • Buscar ayuda profesional lo antes posible.

  • Evitar automedicar.

  • Se respetuoso, no juzgues la posición del otro.

Nunca prometas mantener en secreto los sentimientos suicidas de alguien, compréndelo y respétalo, pero no guardes el secreto busca ayuda, por un momento ponte a pensar ¿Seria mejor perder una amistad o perder un amigo?

Cuando escuches o conozca a alguien que este atravesando por esto, te recomiendo:
  • Preguntarle que le ocurre, que es lo que siente, no esperes que el o ella te lo diga, de esta manera podrás conocer que le pasa, de igual forma la persona podrá expresar aquello que siente.

  • Escucha sin juzgar, observa sus gesto y expresiones, escucha más habla poco.

  • Mantente presente no lo dejes solo hasta que este en un lugar seguro.

  • Procura satisfacer sus necesidades básicas.

  • Explora posibilidades diferentes al suicidio.

  • Preguntar acerca del plan para cometer el suicidio.

  • Preguntar sobre los intentos anteriores.

  • Eliminar los medios para cometer el hecho.

  • Cuando obtengas toda la información, busca ayuda profesional, no intentes dar recomendaciones bajo tus propios paradigmas.

Cosas que no debes hacer:
  • Ignorar la situación

  • Mostrar pánico y vergüenza

  • Decir que todo estará bien

  • Retar a la persona a seguir adelante

  • Dar falsas garantías

  • Guardar el secreto

  • Dejar solo a la persona

Si eres tú el que de una u otra manera esta luchando con el deseo de suicidarte.
Busca ayuda, no estas solo o sola expresa aquello que sientas, acude a un especialista, puedes llamar a los siguientes números:
  • Línea de salud mental- 160, opción #2

  • Te escucho Panamá 8-31-7600

  • INSAM- Riesgo suicida 523-6800

  • Línea de atención de emergencia 199

El último punto que deseo tocar, es para aquellas personas que han conocido alguien que llego atentar contra su vida y se siente culpable creyendo que no hizo lo suficiente para ayudarlo.


Ciertamente cuando estas cosas pasan por la mente del ser humano, las emociones se desnivelan, la realidad es que en algunos casos por más que nos esforcemos por tratar de hacer lo mejor con las mejores intenciones no alcanzaremos resultados favorables, por lo que lo más recomendable es que luego que adquiramos la información necesaria trasmítelo a una

persona con las capacidades competentes.

No nos neguemos hablar del suicidio, al no hablarlo es hacer de cuentas que no existe un problema, nuestro silencio es un escalón más para que alguien este cerca de cometer el hecho.

Si no hablamos, negamos las posibilidades para que pueda salir del hoyo donde está hundido.


El camino para combatir y prevenir el suicidio es hablar de ello.

38 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo