Adaptándonos al cambio, de niño a un adolescente.

En esta ocasión, estaremos cerrando la serie de temas infantiles que expusimos durante el mes de julio, por lo que consideramos necesario cerrar esta serie tocando un tema muy importante, que es la transición de la niñez a la adolescencia.

Expusimos que la niñez es una etapa donde los niños: juegan, aprenden, exploran su entorno, entre otras cosas.


En pocas palabras, es una etapa de mucha alegría y exploración, donde uno de los mayores componentes es la alegría e inocencia.


Sin embargo, ¿Qué pasa cuando están en la transición de la niñez a la adolescencia?


Para comenzar, hay que definir un poco la palabra adolescencia, que es nada más y nada menos que una etapa del ciclo de vida, en donde se da la pubertad que es el fin de la niñez y la antesala la vida adulta.


La palabra adolescencia se origina del latín adolescens que significa joven y adolescere que significa crecer.


Mientras, el niño esta creciendo y entra en la etapa de la adolescencia carece, de ciertos elementos que aún lo harán estar incompleto, por esto es muy importante la figura de los cuidadores, ya que son un soporte durante este periodo e influencia para evitar tropiezos o levantar a los jóvenes en el momento de cometer un error.


Para hablar de adolescencia es necesario hablar de la preadolescencia, que unificando estos tres conceptos se vería algo así.


Niñez > Preadolescencia > Adolescencia.


Todos los seres humanos, pasamos por cada una de estas etapas, es imposible omitirlas o saltarlas.


Como pudimos observar, entre la niñez y la adolescencia está la preadolescencia que en este momento lo llamaremos: proceso de transición.


Ahora bien, es tiempo de profundizar un poco.


La preadolescencia es como la primera puerta al cambio.


Se dice que esta etapa tiene inicio entre los 9 años hasta los 13 aproximadamente,


Esta etapa abarca muchos cambios, dentro los cuales se destacan:

  • Cambios físicos: Estos cambios son: aparición de vello púbico, vello axilar, ensanchamiento de las caderas, aumento de musculatura, aumento de del tamaño de los pechos, cambio de la voz, aparece la menstruación, presencia del cólico, acné, se visualiza el deseo sexual que los jóvenes tienen, erección, eyaculación, entre otros.

  • Cambios emocionales: Las emociones de los chicos se puede decir que se vuelven más visible de forma cambiante, en este cambio influyen las hormonas y las necesidades que estos obtienen.

  • Cambios psicológicos: Los chicos pueden desear ser admirados, algunos optan por aislarse de los demás, su forma de pensar cambiar, algunos experimentan vergüenza y pudor por su cuerpo, desean descubrirse a si mismo, debido a que experimentan mucha confusión en la búsqueda de su identidad.

  • Cambios conductuales: El comportamiento de los chicos cambian, los juegos no son los mismos, las prácticas se modifican, forma de vestirse peinarse, alimentarse varían.

Los principal cambios visibles que aparecen en la preadolescencia son la falta de regulación y el desenvolvimiento en el entorno social.

Debido a esto pueden experimentar:

  • Inestabilidad

  • Riesgos sociales

  • Impulsividad

  • Negatividad

  • Deseos de reconocimiento

  • Aumento o disminución en las relaciones sociales.

  • Miedo

  • Vergüenza

  • Descubrimiento de la sexualidad

  • Entre otros.

Cabe destacar, que estas son las primeras señales, que indican que el niño esta trascendiendo a otra etapa.


Todas estas características y manifestaciones, cobran mayor fuerza cuando el joven está entre los 13 a 19 años aproximadamente, que es donde abarca la adolescencia.

Algo, que siempre me gusta aclarar es las manifestaciones y señales, pueden varían de acuerdo a la persona, evolución y desenvolvimiento.

El ser humano es tan exclusivo, que no se le puede encasillar es un patrón o regala, cada ser humano marcará su diferencia.


Los adolescentes, pueden mostrar similitud pero, cada uno tendrá su peculiaridad.


Cuando el joven, entra en la etapa de la adolescencia, se puede decir que entra en una etapa difícil.


Difícil, porque surgen muchas preguntas sin respuestas algunas de estas son:

  • ¿Quién soy?

  • ¿Por qué me veo así?

  • ¿Alguien realmente me quiere?

  • ¿Por qué siento esto?

  • ¿Cómo les digo a mis padres lo que siento?

  • ¿Cómo puedo cambiar?

  • ¿Cómo resisto ante la presión social?

  • ¿Qué hago para no fallar?

  • ¿Debo tener otros hábitos?

  • ¡Muchas más!

Ante estas y otras preguntas el joven puede experimentar:

  • Desesperación

  • Ansiedad

  • Estrés

  • Aislamiento

  • Alteración en los hábitos alimenticios

  • Depresión

  • Entre otros.

Hasta este momento, no había mencionado la famosa palabra en esta etapa “Rebeldía”


Durante, diversas épocas hemos escuchado: ese joven si es rebelde, nadie lo controla, Etc. Etc. Etc. (si muchos entre otros)


Les traigo una noticia y quizás los jóvenes que lean esto, se puedan identificar, en muchos aspectos el adolescente sabe que esta mal, sabe que tiene un problema, pero carece de herramientas para afrontar sus situaciones personales. Por lo que es muy importante y viable que el cuidador le manifieste apoyo, cuando este lo requiera.


Cosas con la que los jóvenes luchan:

  • Los diferentes cambios

  • Carencia de información

  • Presión social

  • Luchas internas

  • Sus deseos

  • Sus expectativas

  • Entre otras cosas.

He hablado mucho de las cosas negativas que pueden pasar durante este periodo.


Por lo que también quiero, mencionar algunas características positivas que tienen los chicos en esta etapa:

  • Tienen una rapidez mental impresionante, debido a que esta etapa abarca grandes cuestionamientos, van desarrollando la capacidad de análisis crítico.

  • Se vuelven leales, ellos comienzan a valorar la amistad que van desarrollando con sus pares debido a que buscan conservarlas.

  • Desarrollan empatía y tolerancia.

  • Tienen gran energía.

  • Son creativos, este es el aspecto que en lo personal me gusta resaltar de los jóvenes, durante esta etapa los chicos se vuelven más creativos, por lo que pueden explotar sus habilidades.

¿Qué cosas necesitan saber los jóvenes?

  • Conocer herramientas para la resolución de conflictos (dialogo, mediación)

  • Aprender a expresarse

  • Gestionar sus emociones

  • Saber qué único e irrepetible y que no necesita imitar a alguien más para ser aceptado.

  • Manejar su tiempo, dinero y demás recursos

  • Educación sexual, necesita conocer los riesgos, enfermedades, etc.

  • Que no está solo

  • Entre otros.

Como he mencionado, hasta este momento, la adolescencia es una etapa de cambio en la dinámica familiar se ve influenciada, es allí donde se entra en un periodo de adaptación a las necesidades y carencias del adolescente.

¡Ya que mencione adaptación, vamos a detenernos un poco!


Durante la niñez, los padres van estableciendo: reglas normas, parámetros, en donde los niños son dependientes de los cuidadores a nivel de seguridad, protección, economía, nivel emocional, en donde lo principal que prevalece es las disciplina.


Mientras, que en la adolescencia ellos comenzaran a establecer sus propios límites y se están encaminando hacia el rol que desean jugar en la sociedad.


A medida que el joven se acerca cada vez más, pueden aparecer ciertas diferencias entre una etapa y otra.


En muchas ocasiones, los padres pueden sentir que están perdiendo el control y autoridad, esto hace que se vaya produciendo un conflicto mayor en la dinámica familiar.

Algo, que los jóvenes siempre deben tener presente es que la figura del cuidador es una guía y sostén seguro, por esta razón lo principal que debe prevalecer es el respeto.

Los padres deben tener presente, que es necesario que el joven aprenda por si solo, mientras se adapta a la nueva etapa, pero siempre estableciendo límites.


Los padres nunca deben perder su posición, sin embargo, se requiere fomentar una crianza respetuosa.


Es recomendable que durante esta etapa se presente:


-Imposición + diálogo + compresión + negociación + respeto - desconfianza.


Recomendaciones para los cuidadores.

  • Trasmítale amor y confianza

  • Guíele, responda sus inquietudes

  • Obsérvelo

  • Téngale paciencia y comprensión.

  • Muéstrele ejemplo

  • Fomenta la comunicación

  • Fomente la realización de actividades culturales

  • Permítale y respete su intimidad

  • Fomentar hábitos saludables

  • Procuren escucharlos sin juzgarlos

  • Corríjanlos con asertividad y respeto

  • Trabajen las fortalezas y debilidades.

Recomendaciones para los adolescentes:

  • Busquen ayuda cuando lo necesitan, no están solos

  • Adquieran información segura y confiable

  • Eviten aislarse

  • Busquen relaciones positivas

  • Sean respetuosos con sus cuidadores

  • Practiquen actividades culturales

  • Establezcan una rutina diaria

  • Miran los buenos ejemplos que tiene alrededor

  • Expresen lo que les ocurre y sienten.

En este tema, quise resultar el proceso de transición de la niñez a la adolescencia, he trato de enfocarlo desde la perspectiva de los cuidadores y la de los jóvenes.

Para cerrar, quiero compartir algo,

La mayoría de los jóvenes no buscan eliminar la figura de un adulto, no es que no quieran escuchar consejos, ellos buscan modelos, adultos que sean significativos, que se les modelen con su ejemplo, más que con palabras.

Hace un instante mencione, que ellos muchas veces saben y reconocen que están mal, pero buscan ser oídos, sin ser juzgados.


Como cuidadores sería fácil y cómodo que el niño se quede en la etapa infantil, pero no podemos detener el tiempo.


Una vez escuche decir:

Que la vida era como un tren, donde cada etapa es una estación y debemos bajarnos, para tomar otra ruta que nos lleve a nuestro destino final.

Cuando nos bajamos de ese tren, para montarnos en otro, quizás debamos despedirnos de aquel compañero de ruta, quizás debamos dejar el libro que leíamos, la vista cambia, pero debemos seguir adelante.

Ningún ser humano puede quedar estacionado en una etapa, porque el que se queda paralizado no avanza y el no avanza se estanca y no llega a su destino.

Cada una, de las etapas del desarrollo humano son fantásticas, cada persona acumula recuerdos personales, pero es necesario que nos adaptemos y sigamos adelante.


Si eres, un cuidador te invito a trasmitirle una actitud positiva al niño o joven que trasciende, a una nueva etapa de vida y si eres, un joven también te invito a que tengas una actitud positiva.


Todos los seres humanos aprendemos a través de lo que desconocemos, y mientras aprendemos, trascendemos, todos tenemos la capacidad de adaptarnos ante el cambio.


58 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

El cutting